skip to Main Content
Proyecto De Cacao En República Dominicana Sigue Creciendo

Proyecto de cacao en República Dominicana sigue creciendo

La República Dominicana es uno de los países referentes en cuanto al cultivo de cacao se refiere. Estamos ante uno de los mayores productores mundiales y en donde gracias a esta producción y la gran cantidad de trabajo que genera, cada día más familias pueden vivir del cacao.

La importancia en este cultivo de cacao, va más allá de las buenas expectativas para sus trabajadores y es que sitúa a la República Dominicana como uno de los países líderes en cuanto a la exportación de productos orgánicos se refiere, teniendo prácticamente un 60% del volumen de exportación mundial, unas cifras con las que el país, puede estar orgulloso.

Todo esto se debe a que las exportaciones de cacao han crecido en un 322% durante la última década, lo que ha permitido llegar a estas cifras tan importantes y pese a esta continuada crecida, las previsiones siguen en aumento para los próximos años. De hecho, se tiene como objetivo el duplicar estos datos durante los próximos diez años.

Es por ello que el proyecto de cacao en la República Dominicana sigue creciendo y se estima que con este crecimiento, a lo largo de los años, pueda llegar a alcanzar un valor de unos 500 millones de dólares en cuanto a sus exportaciones se refiere.

República Dominicana, reparte el cacao por el mundo

Parte del éxito de estas exportaciones, es lo gran repartido que se encuentra el negocio y es que el cacao, además de gustar a todo el mundo, se puede utilizar como ingrediente en un montón de cosas, tanto para la gastronomía, como para uso cosmético o medicinal.

En este sentido, Estados Unidos es uno de los máximos demandantes del cacao dominicano, seguido por Holanda, Bélgica, México y España entre otros. Para poder llegar a satisfacer toda esta demanda de cacao, actualmente en la República Dominicana, nos encontramos con que existen alrededor de 150.000 hectáreas dedicadas al cultivo del cacao, de las que se encuentran al cargo de unos 40.000 productores, en aproximadamente 36.000 fincas registradas.

Los grandes números en este sentido, son el claro reflejo de la importancia que tiene el cacao en este país y para sus trabajadores. Sin embargo, también hay algunos efectos negativos a los que se tiene que hacer frente y más aun cuando las previsiones son que las exportaciones seguirán subiendo.

Algunos problemas a hacer frente

En primer lugar, algunas de las fincas, no soy muy productivas en términos de rentabilidad. En este sentido, hace falta una inversión de recursos considerable para poder hacerlas más efectivas de cara a ser más rentables. Esta inversión, evidentemente tiene un coste para sus dueños y puede llegar a ser algo más evidente o necesaria, conforme las exportaciones sigan creciendo y se necesite producir bastante más de lo que se está produciendo actualmente.

La diferencia entre algunas fincas es considerable, ya que algún pequeño grupo, consigue superar en un 5% el límite promedio de producción. De esta forma y con esta inversión, se pretende que haya más uniformidad en los cultivos.

Por lo demás, otro de los problemas que hay que hacer frente y que suele ser común en todos los cultivos, suelen ser las enfermedades que puedan resultar devastadoras para el cacao. Por fortuna, de momento en la República Dominicana no hay constancia de enfermedades como la Monilasis o la Escoba de Bruja, pero hay elaborado un proyecto para el desarrollo, que contiene un plan de prevención para evitar que esto ocurra y un sistema de emergencia que llevar a cabo para el hipotético caso de que esto ocurra.